Un pequeño taller con mucha personalidad.

Artesano y restaurador: Javier S. Medina

Javier Sánchez Medina es un extremeño afincado en Madrid, que un día mientras trabajaba, decidió emprender una nueva aventura. Siempre había querido dedicarse al trabajo creativo, pero en ese momento optó por darle un giro a su vida y empezó a formarse en restauración de mobiliario con Marisa del Real.

Especializado en la elaboración de espejos y cabezas de animales, a los que ha bautizado ‘trofeos ecológicos’, su trabajo es puramente autodidacta y hecho a mano. Siempre utiliza materiales naturales como bambú, mimbre, ratán o fibra, que corta, trenza y cose a mano.

Todo comenzó hace unos años, en los que hizo una publicación en Instagram de su primer espejo, y gustó tanto que empezaron a contactar con él de diferentes publicaciones como Nuevo Estilo y AD.

Sus trofeos ecológicos viajan a lo largo de todo el mundo, especialmente por países como Holanda, Portugal, Estados Unidos y por supuesto España.

El taller.

Ubicado en la calle Escorial 28, en pleno barrio de Malasaña, tiene muchísima personalidad por sí mismo. Javier reformó una antigua cochera y lo convirtió en un acogedor taller de esos de toda la vida. Las herramientas con las que trabaja son otras muchas de las reliquias que puedes encontrar allí. Cabe destacar entre ellas, el delantal con el que trabaja a diario, hecho a mano por su madre.  Aunque Javier no esté cerrado en banda a las herramientas nuevas, prefiere utilizar las antiguas ya que aportan historia y anécdotas, con las que se siente más a gusto y que encajan mucho mejor con su filosofía e imagen.

Javier es un artesano contemporáneo que está presente en redes sociales como Instagram (@javiersanchezmedina) y en revistas de decoración e interiorismo más conocidas, en las que destaca por su trabajo “handmade”, original y creativo. Sin duda se le puede considerar un artesano pionero de este siglo.

Compartir este artículo.