Se dice que los amigos son compañeros de viaje, un viaje en el que un grupo de compañeros decidieron embarcarse con la ilusión de comenzar algo ilusionante y conquistar su sueño, un sueño que, tras años de periplo, es una realidad.

Scotta 1985 se ha hecho un hueco en el panorama de la moda en este país. A base de constancia, esfuerzo y trabajo, estos jóvenes emprendedores han conseguido que su marca se erija como una de las principales propuestas textiles, con un diseño clásico y atemporal que nace bajo la influencia de un estilo de vida cosmopolita, libre, aventurero y muy relacionado con el mundo de las motos y los deportes.

Comodidad y elegancia a partes iguales en unos diseños que rompen con los cánones y normas establecidas en esto del hilo y el dedal. Apuestan por un vestuario sin extravagancias ni estereotipos , donde las claras premisas solo sean el diseño y la calidad de sus telas para dar forma a prendas que puedan usarse por cualquier persona y ocasión del día.

Scotta 1985 rehúye de la zona de confort y busca constantemente la evolución. Por ello, en esta temporada, la marca sevillana, en su colección Otoño-Invierno, se reinventa bajo el concepto ‘Original Handcraft’, una tendencia cuyo origen tiene sus cimientos en el trabajo artesanal elaborado a mano.

Este año, Scotta, busca la esencia rústica y vintage que se fusionarán con elementos actuales y modernos como la madera y el acero, que combinan a la perfección, o materiales nobles llevados al ámbito textil como lanas y algodones. Una simbiosis entre lo artesanal y lo industrial que trasladará a sus clientes a esas fábricas de madera, cuero, tejedurías o estudios de pintura.

Una colección llena de novedades, compuesta por una singular gama de colores recreados, en su mayoría, dentro de un mismo color, toda su paleta cromática y siguiendo las tendencias anuales con tonos como el melocotón, azulones y verdes botella. Además, la línea de circular sale muy reforzada con unos gráficos muy trabajados y pensados, donde destacan dibujos estilo cartoons, mano alzada, bocetos y animales animados.

Los buenos se visten por los pies. Por ello, Scotta, en su línea de complementos y calzado, sigue apostando por artículos hechos a mano, conservando el ‘Made in Spain’ y donde la piel vacuna cobra protagonismo.

Por último, en los días de frío, los fieles de la marca podrán vestir prendas de tricot en punto gordo y con grecas, las cazadoras y los chalecos ultralight. Como novedad, introducen el cuello cisne y dan una vuelta de tuerca a la afamada sahariana con un nuevo forro de piel de borrego para aportar calidez y confort.

IMG_0673.jpg  _MG_1532.jpg 9J3A7347.jpg 

Link: https://www.diariodesevilla.es/vivirensevilla/manos-artesanas-Scotta-1985_0_1399060197.html

Compartir este artículo.